Accidente aéreo del Sikorsky UH-60M Black Hawk de la Fuerza Aérea Mexicana - Wikiwand
For faster navigation, this Iframe is preloading the Wikiwand page for Accidente aéreo del Sikorsky UH-60M Black Hawk de la Fuerza Aérea Mexicana.

Accidente aéreo del Sikorsky UH-60M Black Hawk de la Fuerza Aérea Mexicana

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Accidente aéreo del Sikorsky UH-60M Black Hawk de la Fuerza Aérea Mexicana

Black Hawk similar al siniestrado, perteneciente a la Real Fuerza Aérea Jordana.
Fecha 16 de febrero de 2018
Hora 22:25
Causa Bajo investigación
Lugar Santiago Jamiltepec, Oaxaca.
Origen Puerto Escondido
Destino Pinotepa Nacional
Fallecidos 14
Heridos 0
Implicado
Tipo Sikorsky UH-60 Black Hawk
Operador Fuerza Aérea Mexicana
Registro 1071
Tripulación 3

El Accidente aéreo del Sikorsky UH-60M Black Hawk de la Fuerza Aérea Mexicana ocurrió el 16 de febrero de 2018 en Santiago Jamiltepec, Oaxaca, y consistió en la caída de un helicóptero Sikorsky UH-60M Black Hawk perteneciente a la Fuerza Aérea Mexicana que hacía un vuelo de reconocimiento de daños producidos por un terremoto acaecido ese día. Entre los pasajeros se encontraba el Secretario de Gobernación de México, Alfonso Navarrete Prida, y el gobernador del estado de Oaxaca, Alejandro Murat.[1]​ El modelo accidentado es del tipo 60M, que estaba equipado para misiones de auxilio médico.

Accidente

El 16 de febrero de 2018 se produjo un terremoto de escala 7,2 con epicentro en Pinotepa Nacional, en el Estado de Oaxaca. Para determinar sobre el terreno los daños ocasionados y las acciones a seguir, el Secretario de la Gobernación Alfonso Navarrete, el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, y personal de la Secretaría de la Gobernación y del gobierno local se embarcaron en Puerto Escondido en un helicóptero militar dado que en razón de los deslaves y del estado dudoso de tres puentes era imposible acceder por tierra a Pinotepa Nacional.

El helicóptero era nuevo, tenía todos los equipos para poder volar de noche y su tripulación estaba constituida por tres personas, dos de ellas, pilotos. Al llegar a la zona de destino en Santiago Jamiltepec el terreno estaba muy seco, lo que provocó que desde 100 metros antes de aterrizar, la turbina de aire generara una gran nube de polvo que hizo perder a los pilotos la referencia de donde se encontraban y la aeronave cayó a tierra y se estrelló sobre dos camionetas que aguardaban en un terreno descampado en el cual se habían refugiado habitantes de la zona. El hecho derivó en la muerte de 13 personas en el lugar y otra más una vez conducida al hospital, además de heridas a un número no determinado aún.

Véase también

Referencias

  1. «Helicóptero siguió protocolo, no hubo improvisación: Navarrete». Excelsior (México). México DF. 19 de febrero de 2018. Consultado el 19 de febrero de 2018. 
{{bottomLinkPreText}} {{bottomLinkText}}
Accidente aéreo del Sikorsky UH-60M Black Hawk de la Fuerza Aérea Mexicana
Listen to this article